• Mar. Oct 26th, 2021

    Término Perú

    Portal de noticias del Perú y el mundo

    “Telefónica ya debería ponerse más en serio con el Perú y pagar lo que debe”

    El ministro de Economía y Finanzas, Pedro Francke, responde sobre el reciente viaje a los Estados Unidos junto al presidente, Pedro Castillo, y hace un repaso sobre la política económica del Gobierno.

    Mientras usted buscaba llevar un mensaje de tranquilidad en Estados Unidos junto al presidente Castillo, en Lima el mensaje era de confusión. Un premier que le muestra en público la puerta de salida al canciller, una cuestionable ley de medios impulsada por la bancada de gobierno. ¿Esto no es perjudicial para la serenidad que se busca transmitir?

    El mensaje del presidente Castillo en Washington, en Nueva York, directamente con los empresarios, la AmCham, la Cámara Americana de Comercio que agrupa a un número enorme de grandes empresas internacionales, fue muy positivo. Luego lo que dijo en las Naciones Unidas fue muy claro en términos económicos, con relación al respeto a la propiedad privada, a promover la inversión privada y trabajar juntos con los grandes inversionistas, a mantener la estabilidad fiscal…

    Hubo química, dice usted.

    Sí, y el Banco Mundial y el BID escucharon al presidente decir que quiere mejorar la educación, la salud, la realidad social de los pueblos alejados del Perú, y estaban totalmente de acuerdo. Me parece que, en general, ha habido mucho apoyo a las propuestas del Gobierno.

    Estas discusiones públicas ¿perjudican el trabajo que usted quiere hacer? ¿Le generan alguna complicación, le da un poco lo mismo?

    Mira, he pasado como tres días en no sé cuántas reuniones con empresarios, inversionistas, el presidente del Banco Mundial, del BID y ninguno de ellos, ni una sola vez, me ha preguntado por estos temas que tú mencionas, ni una sola vez. Es un dato, digamos.

    ¿Y qué cree que los empresarios peruanos piensan del Gobierno? Se percibe un sector acaso más tolerante con ustedes, con la Sociedad Nacional de Industrias, con el señor Ricardo Márquez. Y otro más confrontativo, con los bancos, mineras, constructoras.

    Entre los empresarios, como en la sociedad en general, hay todo tipo de opiniones. Ayer (jueves) he estado en Perumin, una gran convención minera, y oí el resumen que hizo Claudia Cooper (exministra de Economía) y me pareció bastante bueno, sensato, equilibrado. Oí al Banco Mundial hablar de que hace falta un nuevo pacto social entre la minería, la sociedad y el Estado. Yo veo que con los mineros hay un buen diálogo, con la Sociedad Nacional de Industrias también y con las cámaras de comercio regionales.

    ¿Su lectura no es muy optimista? La sensación de mucha gente es de desgobierno, paralización. ¿Es justa la crítica?

    Entiendo que pueda estar en algunos sectores, discrepo de que sea una sensación generalizada. Estamos pagando el bono, con una cantidad significativa de recursos. ¿Cuánto nos hemos demorado? Poco más de un mes desde que llegamos. Este es un Gobierno que no tuvo ni cinco días para prepararse. Ha salido un paquete de decretos supremos asignando recursos a gobiernos regionales y locales, construcción de colegios, reactivación del sector vivienda, y hay un paquete por salir.

    ¿Le parece que son justificables esas críticas o hay una exageración?

    Habría que revisar crítica por crítica, ¿no? No sé qué decirte, seguramente habrá algunas justificadas y seguramente habrá algunas injustificadas.

    ¿Se animaría a hacer alguna crítica?

    Por supuesto, nadie es perfecto… Todos tenemos que aprender y corregir en el camino.

    ¿Podría decirnos alguna crítica que a usted le parezca justificada?

    El Consejo de Ministros tiene que trabajar más intensamente en una propuesta que tenga un aceleramiento de la gestión pública. Creo que recibimos un Gobierno, un Poder Ejecutivo, unos ministerios, sectores, gobiernos regionales con serios problemas de corrupción e ineficiencia de la gestión. Este es un gran nudo nacional al cual tenemos que ponerle mayor empuje.

    Justo sobre la ineficiencia de la gestión. José Távara renunció al consejo directivo de Indecopi por el nombramiento de Julián Palacín. ¿Qué piensa de la meritocracia en el Estado?

    Pienso que el Estado debe tener un alto nivel profesional en los distintos sectores. También creo que este es un Gobierno de cambios y que, lamentablemente, tal vez ha habido un sesgo en el sentido de que los cargos directivos en el Estado han estado un poco concentrados en, como digo, hombres blancos de clase media como yo, y no ha habido suficiente espacio para profesionales de las regiones y de las provincias y mujeres que tienen también muchos méritos. Yo creo que ahí hay que avanzar en la meritocracia, pero creo que hay que darle un tono inclusivo. Cuando uno ve los directorios de las empresas, también se preocupan en tener directorios diversos, con diversificación de género, de habilidades. Es un gran reto en el Perú. Ser Gobierno no es solo ser eficaz profesionalmente, también representativo.

    De acuerdo con la representación e inclusión. La pregunta es concreta, ¿se ha respetado el principio meritocrático con el señor Palacín?

    Cuando uno es ministro de Economía y Finanzas tiene que respetar la función propia del ministerio y dejar que otros sectores sean responsables de sus propias decisiones.

    Diversas voces se han mostrado reacias a la posibilidad de cambios en el sector tributario minero. La reforma del 2011 ¿logró los fines que perseguía? Esa es la justificación de quienes ahora no quieren hacer cambios, aunque uno ve las cifras que se prometieron en ese momento y no se cumplieron.

    Nosotros pensamos que este tipo de régimen con regalías, impuesto especial a la minería e impuesto a la renta son los instrumentos que necesitamos y que básicamente lo que hay que ajustar un poco son las tasas, quizás algunos conceptos para aquellas empresas que están teniendo márgenes de ganancias mayores a lo esperado, sumamente altos. Entonces, el marco creo que es suficiente, el del 2011 fue bueno. Hoy vivimos una situación en la cual el precio del cobre está a un nivel que el mundo no esperaba y tenemos que adecuarnos a esta nueva realidad y, creo, ahí hay un espacio claro para lograr una mayor recaudación tributaria que nos permita invertir en educación, salud, caminos rurales, que necesitamos con urgencia.

    Se mencionó que el impuesto a las sobreganancias sería más o menos en una proporción de 70-30. ¿Han definido ese margen?

    Estamos trabajando precisamente en los números, en el detalle de las tasas, para lograr un equilibrio entre la mejor recaudación y mantener la competitividad del sector minero. Para eso hemos pedido la asistencia técnica del Fondo Monetario Internacional, del Departamento de Asuntos Fiscales del Fondo Monetario Internacional, y ellos han ratificado su posible apoyo en el corto plazo para tratar de asegurar que las propuestas que tengamos logren este doble objetivo, mejorar la recaudación y mantener la competitividad del sector.

    Están pidiendo facultades en materia tributaria y entiendo que se contempla la posibilidad de gravar a las plataformas digitales. Es una discusión a nivel global, ¿cierto?

    Es uno de los temas que estamos considerando porque de acuerdo a ley deben estar gravadas. El problema es que no hay un mecanismo para cobrar ese IGV y esos impuestos a los que prestan servicios digitales en el Perú. Entonces, necesitamos un mecanismo operativo, una fórmula para aplicar este impuesto que en principio está contemplado en la ley.

    En las últimas semanas, diversas empresas, sobre todo del sector minero, empezaron a pagar impuestos pendientes. ¿Hay alguna otra empresa que se haya acercado al Estado con intención de lo mismo? Además, se dijo que la Sunat iba a presentar una lista de morosos, ¿cuándo sería eso?

    Tenemos la firme intención de cobrar las deudas que deben diversas empresas al Estado, lamentablemente en algunos casos se ha demorado mucho. A veces, efectivamente, hay problemas propios del Estado, demoras, pero también hay empresas que recurren a los trucos y argumentos legales más insólitos para dejar de pagar y demorar los pagos. Yo creo que tenemos que ser muy firmes en este tema, y vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para cobrar esas deudas. Yo creo que Telefónica del Perú ya debería ponerse más en serio con el Perú y pagar lo que debe, buena parte de sus deudas. Realmente están haciendo reclamaciones que francamente, francamente, (son) su derecho, pero rebasa lo que uno puede considerar razonable (Nota de la redacción: de acuerdo con medios periodísticos, como Ojo Público, Telefónica del Perú adeuda por lo menos 2.100 millones de soles. De ese monto, el Tribunal Constitucional condonó 729 millones de soles, en un fallo conocido en febrero de este año).

    Este fin de mes vence el plazo para reprogramar los créditos de Reactiva y FAE-Mype. Hay quienes consideran que el periodo de gracia debería ampliarse. ¿Se hará?

    Sí, efectivamente, pensamos que es bueno dar un mayor plazo. En el caso del FAE-Turismo también queremos hacer algunas mejoras para pagar, apoyar un poco más, porque es un sector particularmente golpeado.

    En primer lugar, eso depende de los propios bancos, y luego de una regulación que desarrolla la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS). Pero, sí, efectivamente, hay informaciones. Si no me equivoco la SBS ya ha dado permiso inicial a un banco chileno, ellos lo pueden informar mejor. Insistiría en lo que te dije antes: la competencia en el sistema financiero es algo que nos interesa a nosotros. Hemos aprobado un decreto de factoring bien importante, porque establece otro mecanismo a través del cual las pequeñas empresas puedan cobrar sus facturas. Muchas veces una pequeña empresa vende a una gran comercializadora y esta le dice “te pago en 90 días”. Esta ley permite tener ese dinero en ocho días. Eso genera un efecto muy importante de facilitación y competencia en el sistema financiero. A mediano plazo, desde luego que queremos insistir en el tema del fortalecimiento del Banco de la Nación, sobre cómo puede entrar a facilitar el tema del crédito, aprovechando sobre todo las nuevas tecnologías que el mundo digital facilita.

    ¿Hay nombres para directores del Banco Central de Reserva?

    Lo mejor es hacer los anuncios cuando ya estén totalmente concertadas las propuestas.

    ¿Y cuáles son las propuestas más viables?

    Estamos de acuerdo con Julio Velarde en que este tiene que ser un directorio muy profesional, donde no predomine un criterio político sectario y donde haya gente absolutamente honesta, sin ninguna mancha de corrupción.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *